Blog

Una nueva vida y más autonomía: La migración laboral y el empoderamiento femenino en Nepal

La posibilidad de tener un empleo decente en el extranjero ha proporcionado a mujeres de Nepal una mayor autonomía. Las remesas que estas envían han propiciado un notable desarrollo económico de dicho país.

Opinión | 31 de enero de 2020
Neha Choudhary, OIT Katmandú, Coordinadora de Proyectos Nacionales Programa integrado sobre contratación equitativa (FAIR)
Cuando conocí a Ram Kumari Chaudhary, que por entonces tenía 19 años, era sumamente tímida y solemne. Me dijo que quería ir a trabajar a Jordania para ayudar a sus padres, y me habló sobre la escasez de oportunidades de trabajo decente en Nepal. Poco después, en 2017, me enteré de que se había marchado a Jordania, donde había encontrado trabajo en la floreciente industria textil de ese país, y de que ganaba una media de aproximadamente 350 dólares estadounidenses mensuales. Cada tres o cuatro meses, fielmente remitía a sus padres en Nepal tres cuartas partes de su salario.

Tras unos 18 meses, se vio forzada a renunciar y regresar a Nepal a causa de la mala salud de su padre. Con ella también volvieron lo ahorrado en cotizaciones a la seguridad social: aproximadamente 500 dólares estadounidenses, y además otros ahorros. A modo de despedida, su empleador tuvo el gesto de pagarle el billete de regreso a casa. Cuando volvimos a encontrarnos casi no la reconocí; se había convertido en una joven segura, fortalecida por su experiencia fuera del país y orgullosa de sus logros. Me contó: “Pude hacer mi contribución construyendo una pequeña vivienda para mis padres en la aldea. Estoy pagando el tratamiento de mi padre. A mi regreso, traje un televisor de pantalIa plana. Tengo unos pocos ahorros por si quisiera hacer algo. Y otra cosa: ya me han ofrecido trabajo en una fábrica aquí. Gracias a mi experiencia internacional, la oferta salarial es correcta. Si me hubiera quedado en Nepal no hubiera ganado tanto.”

© J. Harpy
El caso de la familia de Chaudhary forma parte del 57 por ciento de las familias de Nepal que reciben remesas de trabajadores migrantes. Estos flujos financieros son sumamente importantes para la economía nepalí, pues representan el 26 por ciento del PIB nacional. Y están aumentando. Solo en el ejercicio financiero 2018-2019, el país recibió remesas de los migrantes por valor de 879.260 millones de rupias nepalíes (7.760 millones de dólares), frente a los 231.720 millones de rupias nepalíes (2.055 millones de dólares) del ejercicio fiscal 2009-2010.

Maya Chepang Praja, de 25 años y nativa de Chitwan, al sudoeste de la capital de Nepal (Katmandú), decidió –al abandonarla el marido– emigrar para trabajar a fin de financiar la crianza de su hijo, que por entonces tenía tres años. Pese a tener un nivel de instrucción muy bajo, en Jordania ganaba un promedio de 275 dólares estadounidenses al mes, más del doble de los 130 que le pagaban en una fábrica en su país. Podía incluso ahorrar gran parte de su sueldo para enviarlo a Nepal para el cuidado de su hijo.

Lamentablemente, tras menos de nueve meses de trabajo en Jordania tuvo que regresar a Nepal, pues su hijo, que estaba a cuidado de la abuela, había sufrido un accidente en el que había perdido una pierna. “Si no hubiera ocurrido ese accidente y me hubiera quedado allí [en Jordania], hubiera ganado bastante para dar a mi hijo una buena vida y una buena educación. En fin, lo que gané en nueve meses me ha servido para que volviera a tener la pierna. Siempre estaré agradecida por eso”. En la actualidad Maya está buscando otro trabajo en el extranjero.

La importancia de la migración y las remesas para Nepal seguirá aumentando, pues cada año se incorporan al mercado de trabajo alrededor de 500.000 personas, y solo una de cada diez encuentra trabajo. En estas circunstancias, si no se emigra en busca de empleo, la aspiración de un nivel de vida digno, acceso a la salud, a la educación y a una vivienda digna parece una quimera. Además, tal como lo reflejan las historias de estas jóvenes, la posibilidad de tener un trabajo digno en el extranjero también ha hecho una contribución importante al empoderamiento de la mujer nepalí en el sentido más general del término. En los estudios más amplios sobre el impacto sociopolítico de las remesas y el empleo en el extranjero, rara vez se toma este factor en consideración.