Nuestro impacto, sus historias

Los microseguros ayudan a los cultivadores de cacao en dificultades

La asociación de la OIT con uno de los principales compradores de cacao y un proveedor de seguros sirvió de gran ayuda a una familia de cultivadores de cacao que se encontraba en situación de dificultad. Su historia pone de manifiesto la diferencia que pueden marcar los microseguros para las personas más vulnerables.

Reportaje | 19 de julio de 2019
© Nestlé
DIVO, Côte d’Ivoire (OIT Noticias) – Al enfermar su padre, el Sr. Kan Joel N'Guessan, cultivador de cacao en Côte d’Ivoire, pensó que iba a perder prácticamente todo aquello por lo que él y su familia habían trabajado. Las facturas médicas se acumulaban.

Pidió dinero prestado a un vecino. Pero cuando su padre falleció unos meses más tarde, tuvo que hacer frente a más facturas, incluida la del funeral.

Incapaz de devolver el préstamo, estuvo a punto de desprenderse de parte de su plantación de cacao, pero justo antes de hacerlo recibió la buena noticia de que su padre había contratado un seguro de vida por medio de la cooperativa de cultivadores de cacao; ello le permitió saldar sus deudas y disponer de dinero suficiente para los gastos del hogar.

El Sr. N'Guessan no sabía que su padre había contratado dicho seguro. No obstante, el personal de la cooperativa de cultivadores le proporcionó la información necesaria y le brindó asistencia para solicitar una indemnización y obtener el dinero lo antes posible.

Los cultivadores de cacao, al igual que el Sr. N'Guessan, deben afrontar muchos riesgos. El 90 por ciento de los 900.000 cultivadores de cacao que existen en Côte d'Ivoire, el principal país productor de cacao del mundo, son pequeños agricultores que poseen menos de cinco hectáreas de tierra y acceso limitado a servicios financieros oficiales.

Sus ingresos dependen en gran medida de la calidad de las cosechas, que se ven influidas por los cambios meteorológicos y la fluctuación de precios. Por ejemplo, en 2017 los precios del cacao a escala internacional disminuyeron bruscamente, tras una abundante cosecha.

Los medios de subsistencia de los cultivadores de cacao también se ven afectados adversamente por otros tipos de riesgos cotidianos, en particular la enfermedad o el fallecimiento de un miembro familiar. Con objeto de paliar esos riesgos, tanto para sus hogares como para sus plantaciones, los agricultores recurren con frecuencia a préstamos no oficiales, que se conceden con tipos de interés de hasta el 100 por ciento por un período únicamente de varios meses.

Habida cuenta de ello, el programa Impact Insurance de la OIT colaboró con Barry Callebaut, uno de los principales fabricantes de chocolate y productos de cacao, y con el proveedor de seguros panafricano SUNU, a fin de ofrecer a los pequeños cultivadores de cacao un paquete de prestaciones consistente en un seguro de vida y préstamos empresariales, por un precio asequible. Los préstamos les permiten tener acceso a los materiales que necesitan, y les facilitan sesiones de capacitación, una cuenta de ahorros, sistemas de pago móviles y programas de formación impartidos por homólogos. Este conjunto de prestaciones financieras es el que incluía el seguro que había contratado el padre del Sr. N'Guessan.

La OIT propone actualmente a nuevos asociados la implantación y ampliación de esta iniciativa. Los proveedores de seguros, entre otros organismos de Côte d'Ivoire, colaboran con la OIT para que los agricultores puedan contratar seguros de mayor cobertura, a fin de reducir su dependencia de préstamos de coste elevado en casos de emergencia e impedir que se vean obligados a vender activos clave, en particular sus tierras.

“La historia del Sr. N'Guessan pone claramente de manifiesto que la contratación de un seguro puede marcar una gran diferencia, en particular en el caso de las personas más vulnerables”, señaló el Sr. Craig Churchill, director del equipo del programa Impact Insurance de la OIT. “En los últimos años se han registrado avances notables, y se estima que más de 500 millones de personas de bajo nivel de ingresos cuentan con acceso a algún tipo de seguro. Esperamos que se mantenga esta tendencia.”


La financiación del proyecto es proporcionada por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).