Zambia: la lucha contra el sida en las granjas comerciales

Ya sea organizando un partido de fútbol o desfilando por las calles, la enfermera Janet y el equipo de obreros agrícolas formados como educadores de pares están haciendo todo lo posible para que su labor de concienciación sobre el sida rebase el marco de su lugar de trabajo en York Farms para alcanzar a la población local.

Fecha de la publicación: 29 de noviembre de 2007 | Tamaño o duración: 00:02:14 (3.5 MB)

En Zambia, la lucha contra el sida pasa por acciones en la calle. Esta marcha contra el sida está encabezada por Janet Mvula, la enfermera responsable del servicio médico de York Farms, una importante granja comercial situada cerca de Lusaka. La misión cotidiana de Janet consiste en informar a los ochocientos trabajadores de la granja sobre los riesgos vinculados al sida.

Janet Mvula, enfermera, York Farms Ltd

Hablar sobre el VIH no es algo fácil. Es muy difícil, sobre todo porque la gente ni siquiera se interesa por el problema.

En Zambia, el 70 por ciento de la población activa trabaja en el sector agrícola. Con el auge de las granjas comerciales de gran tamaño, los programas de concienciación sobre el sida como éste permiten alcanzar a personas, particularmente mujeres, que nunca supieron cómo se transmite el VIH. Una de cada cinco mujeres en edad de trabajar es seropositiva en este país.

Nigel Mumbi, Director, York Farms Ltd

La epidemia de sida nos preocupa realmente porque va a tener consecuencias a largo plazo. Va a reducir el suministro de mano de obra, pero más grave aún, va a reducir el suministro de mano de obra cualificada.

Para difundir su mensaje, Janet utiliza diversos soportes, pero sobre todo cuenta con el apoyo de un centenar de educadores de pares, que forman parte del personal de la granja y realizan una labor de concienciación sobre el sida entre sus colegas. Estos educadores fueron formados en el marco de un proyecto de prevención del sida implementado por la Organización Internacional del Trabajo en colaboración con el gobierno italiano.

Mpala Nkonkomalimba, Coordinadora nacional del proyecto de la OIT

Ésta es una solución muy económica para educar a los trabajadores de una empresa específica. Los educadores desempeñan un rol de modelo para sus pares y, de esta forma, tienen una influencia muy positiva a favor del cambio de comportamiento.

Otras actividades están encaminadas a concienciar a los trabajadores en sus pueblos. Por ejemplo, un partido de fútbol jugado por los miembros mayores de la comunidad atrae a mucha gente y permite contestar las preguntas que algunos tienen sobre el VIH. Los jugadores no lucen especialmente viejos, pues la esperanza de vida promedio de un adulto es actualmente de 38 años en Zambia.

Ngosa Chisupa, Secretario permanente, Ministerio de Trabajo de Zambia

Gracias a los programas de concienciación y a la introducción de tratamientos antiretrovirales, constatamos cierta mejoría en el sentido de que la esperanza de vida está aumentando y que todo el mundo entiende ahora que debemos actuar y tomar decisiones a nivel nacional.

En York Farms, Janet no escatima esfuerzos para que los empleados de la granja y la población local estén informados sobre el VIH/sida y tengan acceso a los mejores tratamientos que ella pueda ofrecerles.